📣 Promoción semillas Marihuana 2024

Cultivo Indoor con Led

iluminacion led

Actualizado el día 30 agosto, 2023 por Rubén Tomás Vidal

¿Cómo cultivar marihuana en interior con LED?

Si estás pensando en iniciar un cultivo de marihuana en interior, seguramente te habrás preguntado qué tipo de iluminación es la más adecuada para tus plantas. Existen diferentes opciones en el mercado, como las bombillas de sodio (HPS), las fluorescentes compactas (CFL) o las halogenuros metálicos (MH), pero en este artículo nos vamos a centrar en una de las más innovadoras y eficientes: el cultivo indoor con LED.

Los LED (diodos emisores de luz) son dispositivos que generan luz mediante electroluminiscencia, es decir, la emisión de luz por un material al ser atravesado por una corriente eléctrica. Los LED tienen muchas ventajas sobre otros tipos de iluminación, como un menor consumo energético, una mayor vida útil, una menor emisión de calor y un espectro lumínico más adaptable a las necesidades de las plantas.

En este artículo te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre el cultivo interior con LED, desde cómo elegir el panel LED adecuado, cómo instalarlo y cómo regularlo, hasta qué beneficios y desafíos tiene este tipo de cultivo. Además, te daremos algunos consejos prácticos para que puedas obtener los mejores resultados posibles con tus plantas de cannabis. ¿Estás listo para descubrir el futuro del cultivo indoor? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo elegir el panel LED adecuado para tu cultivo?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir el panel LED para tu cultivo es el tamaño del espacio donde vas a cultivar. No es lo mismo iluminar un armario de 60 x 60 cm que una habitación de 2 x 2 m. Por lo general, se recomienda usar entre 30 y 50 W por cada pie cuadrado (0,09 m²) de superficie de cultivo¹. Por ejemplo, si tu espacio es de 80 x 80 cm (0,64 m²), necesitarás un panel LED de entre 200 y 350 W.

Otro aspecto importante es el espectro lumínico del panel LED, es decir, la combinación de colores que emite. Los colores influyen en el desarrollo de las plantas, ya que cada uno tiene una longitud de onda diferente y estimula distintos procesos fisiológicos. Por ejemplo, el color azul favorece el crecimiento vegetativo, el rojo estimula la floración y el blanco aporta luz de relleno. Los paneles LED suelen tener diodos de varios colores para cubrir todo el espectro necesario para las plantas. Algunos incluso tienen interruptores para cambiar el espectro según la fase del cultivo (crecimiento o floración).

Además del espectro, también debes fijarte en la intensidad lumínica del panel LED, que se mide en lúmenes (lm) o en micromoles por segundo y metro cuadrado (µmol/m²/s). La intensidad lumínica determina la cantidad de luz que reciben las plantas y, por tanto, su capacidad fotosintética. Cuanta más intensidad lumínica tenga el panel LED, más producción podrás obtener. Sin embargo, también debes tener cuidado de no excederte, ya que una luz demasiado intensa puede quemar o estresar a las plantas. Lo ideal es mantener una distancia adecuada entre el panel LED y la copa de las plantas, que suele ser entre 30 y 60 cm según la potencia del panel².

¿Cómo instalar y regular el panel LED en tu cultivo?

Una vez que hayas elegido el panel LED adecuado para tu cultivo, debes instalarlo correctamente para aprovechar al máximo sus beneficios. Lo primero que debes hacer es colgarlo del techo con unos ganchos o unas poleas que te permitan ajustar su altura según la fase del cultivo. Lo más recomendable es colocar el panel LED lo más cerca posible de las plantas sin quemarlas ni sombrearlas. Para ello, puedes usar un medidor de luz o simplemente observar la reacción de las plantas.

Lo segundo que debes hacer es regular el fotoperiodo del panel LED, es decir, el número de horas que está encendido y apagado cada día. El fotoperiodo influye en el ciclo vital de las plantas, ya que les indica cuándo deben crecer o florecer. Por lo general, se usa un fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad para el crecimiento y de 12 horas de luz y 12 de oscuridad para la floración. Para controlar el fotoperiodo, puedes usar un temporizador que encienda y apague el panel LED automáticamente.

Lo tercero que debes hacer es regular el espectro del panel LED, si es que tiene esa opción. Como hemos visto, el espectro lumínico afecta al desarrollo de las plantas, por lo que debes adaptarlo según la fase del cultivo. Para el crecimiento, se recomienda usar un espectro con más luz azul, que estimula la formación de hojas y tallos. Para la floración, se recomienda usar un espectro con más luz roja, que induce la producción de cogollos. Algunos paneles LED tienen interruptores que te permiten cambiar el espectro fácilmente, mientras que otros te dan la posibilidad de regular la intensidad de cada color por separado.

¿Qué beneficios tiene el cultivo indoor con LED?

El cultivo indoor con LED tiene muchos beneficios que lo hacen una opción muy atractiva para los cultivadores de marihuana. Estos son algunos de los más destacados:

  • Mayor producción: el cultivo indoor con LED puede llegar a ofrecer el doble de rendimiento que el cultivo con HPS, acercándose a los 2 gramos por vatio por metro cuadrado³. Esto se debe a que el LED tiene una mayor eficiencia lumínica, es decir, produce más luz con menos energía. Además, el LED tiene un espectro más adaptable a las necesidades de las plantas, lo que mejora su desarrollo y su calidad.
  • Menor consumo: el cultivo indoor con LED consume aproximadamente un 70% menos que el cultivo con HPS⁴, lo que supone un gran ahorro económico y ecológico. Esto se debe a que el LED tiene una menor pérdida de energía en forma de calor, lo que también reduce la necesidad de sistemas de ventilación o refrigeración.
  • Mayor vida útil: el cultivo indoor con LED tiene una mayor durabilidad que el cultivo con HPS, ya que puede funcionar hasta 11 años sin perder potencia lumínica. Esto se debe a que el LED tiene una menor degradación del material semiconductor, lo que también evita tener que cambiar las bombillas cada cierto tiempo.
  • Menor estrés térmico: el cultivo indoor con LED genera menos calor que el cultivo con HPS, lo que evita problemas como las quemaduras, las carencias o los excesos de nutrientes. Esto se debe a que el LED tiene una menor emisión de radiación infrarroja, lo que también permite colocar el panel más cerca de las plantas sin dañarlas.

Cultivo interior con focos LED

¿Qué desafíos tiene el cultivo indoor con LED?

A pesar de todos los beneficios que tiene el cultivo indoor con LED, también tiene algunos desafíos que debes tener en cuenta si quieres obtener los mejores resultados posibles. Estos son algunos de los más importantes:

  • Mayor inversión inicial: el cultivo indoor con LED requiere una mayor inversión inicial que el cultivo con HPS, ya que los paneles LED son más caros que las bombillas tradicionales. Sin embargo, esta inversión se recupera a largo plazo gracias al ahorro en consumo energético y en mantenimiento.
  • Mayor sensibilidad al riego: el cultivo indoor con LED hace que las plantas transpiren menos agua que el cultivo con HPS, ya que generan menos calor. Esto implica que las plantas necesitan menos riego y menos humedad ambiental, lo que puede dificultar el control del pH y la EC del sustrato. Por eso, es importante medir estos parámetros con frecuencia y ajustarlos según las necesidades de las plantas.
  • Mayor riesgo de plagas y hongos:

    El cultivo indoor con LED crea un ambiente más propicio para la aparición de plagas y hongos, ya que reduce la temperatura y la humedad del aire. Esto favorece el desarrollo de insectos como los ácaros, los trips o las moscas blancas, así como de hongos como el oídio, la botrytis o la fusariosis. Por eso, es importante mantener una buena ventilación y una buena higiene en el cultivo, así como usar productos preventivos y curativos naturales o ecológicos.

    ¿Qué consejos te damos para el cultivo indoor con LED?

    Para terminar, te damos algunos consejos prácticos para que puedas sacar el máximo partido al cultivo indoor con LED y disfrutar de unas plantas sanas y productivas:

    • Elige variedades adecuadas: no todas las variedades de cannabis se adaptan igual al cultivo indoor con LED, ya que algunas necesitan más luz o más calor que otras. Por lo general, se recomienda usar variedades índicas o híbridas, que son más compactas y resistentes, y evitar las sativas, que son más altas y exigentes.
    • Usa macetas grandes: el cultivo indoor con LED permite usar macetas más grandes que el cultivo con HPS, ya que las plantas crecen menos en altura y más en anchura. Esto favorece el desarrollo radicular y la absorción de nutrientes, lo que se traduce en una mayor producción y calidad. Se recomienda usar macetas de entre 11 y 25 litros según el tamaño del espacio.
    • Aplica podas y técnicas de entrenamiento: el cultivo indoor con LED se beneficia de las podas y las técnicas de entrenamiento, ya que estas permiten controlar el crecimiento de las plantas y distribuir mejor la luz entre las ramas. Algunas de las podas y técnicas más usadas son la poda apical, la poda FIM, el supercropping, el LST o el SCROG.
    • Ajusta los nutrientes según la fase del cultivo: el cultivo indoor con LED requiere un ajuste de los nutrientes según la fase del cultivo, ya que las plantas tienen diferentes necesidades según su etapa de desarrollo. Por lo general, se recomienda usar un abono rico en nitrógeno para el crecimiento y uno rico en fósforo y potasio para la floración. También se recomienda usar un estimulador de raíces al principio del cultivo y un estimulador de floración al final.

Preguntas frecuentes sobre el cultivo indoor con LED

A continuación, te presentamos algunas de las preguntas más frecuentes que se hacen los cultivadores de marihuana que quieren usar el LED como sistema de iluminación para su cultivo interior. Esperamos que te sean de utilidad y que resuelvan tus dudas.

¿Qué potencia necesito para mi panel LED?

La potencia necesaria para tu panel LED dependerá del tamaño de tu espacio de cultivo y de la cantidad y tipo de plantas que quieras cultivar. Como regla general, se recomienda usar entre 30 y 50 vatios por metro cuadrado de superficie de cultivo1. Sin embargo, también debes tener en cuenta otros factores como la calidad y el espectro del panel LED, la distancia entre el panel y las plantas, y el ciclo vital de las plantas (crecimiento o floración). Lo ideal es que consultes las especificaciones del fabricante del panel LED que elijas y que sigas sus recomendaciones.

¿A qué distancia colocar los paneles LED?

La distancia óptima entre los paneles LED y las plantas dependerá de la potencia y el ángulo de apertura de los paneles. Si los colocas demasiado cerca, puedes quemar o estresar a las plantas. Si los colocas demasiado lejos, puedes perder intensidad lumínica y reducir la producción. Por lo general, se recomienda mantener una distancia de entre 30 y 60 cm entre el panel LED y la copa de las plantas2. No obstante, lo mejor es que observes la reacción de las plantas y que ajustes la distancia según sus necesidades.

¿Cuánto rinde un panel LED?

El rendimiento de un panel LED dependerá de varios factores, como la calidad y el espectro del panel, la potencia y la distancia del panel, el tipo y la cantidad de plantas, el fotoperiodo y el espectro utilizado, el sustrato y los nutrientes empleados, y las condiciones ambientales del cultivo. En general, se estima que un panel LED puede llegar a producir hasta 2 gramos por vatio por metro cuadrado3, lo que supone el doble que un panel HPS. Sin embargo, este dato puede variar según las circunstancias de cada cultivo.

¿Cuánto consume un panel LED?

El consumo eléctrico de un panel LED dependerá de la potencia nominal del panel y del tiempo que esté encendido. Por ejemplo, si tienes un panel LED de 300 vatios y lo usas durante 12 horas al día, consumirás 300 x 12 = 3600 vatios-hora o 3,6 kilovatios-hora al día. El coste económico dependerá del precio del kilovatio-hora en tu zona. En cualquier caso, se calcula que un panel LED consume aproximadamente un 70% menos que un panel HPS4, lo que supone un gran ahorro a largo plazo.

  • Elige variedades adecuadas: no todas las variedades de cannabis se adaptan igual al cultivo indoor con LED, ya que algunas necesitan más luz o más calor que otras. Por lo general, se recomienda usar variedades índicas o híbridas, que son más compactas y resistentes, y evitar las sativas, que son más altas y exigentes.
  • Usa macetas grandes: el cultivo indoor con LED permite usar macetas más grandes que el cultivo con HPS, ya que las plantas crecen menos en altura y más en anchura. Esto favorece el desarrollo radicular y la absorción de nutrientes, lo que se traduce en una mayor producción y calidad. Se recomienda usar macetas de entre 11 y 25 litros según el tamaño del espacio.
  • Aplica podas y técnicas de entrenamiento: el cultivo indoor con LED se beneficia de las podas y las técnicas de entrenamiento, ya que estas permiten controlar el crecimiento de las plantas y distribuir mejor la luz entre las ramas. Algunas de las podas y técnicas más usadas son la poda apical, la poda FIM, el supercropping, el LST o el SCROG.
  • Ajusta los nutrientes según la fase del cultivo: el cultivo indoor con LED requiere un ajuste de los nutrientes según la fase del cultivo, ya que las plantas tienen diferentes necesidades según su etapa de desarrollo. Por lo general, se recomienda usar un abono rico en nitrógeno para el crecimiento y uno rico en fósforo y potasio para la floración. También se recomienda usar un estimulador de raíces al principio del cultivo y un estimulador de floración al final.

Conclusión sobre utilizar luces Led

El cultivo indoor con LED es una de las opciones más innovadoras y eficientes para cultivar marihuana en interior, ya que ofrece muchos beneficios como una mayor producción, un menor consumo, una mayor vida útil y un menor estrés térmico. Sin embargo, también tiene algunos desafíos como una mayor inversión inicial, una mayor sensibilidad al riego y un mayor riesgo de plagas y hongos. Por eso, es importante elegir bien el panel LED adecuado para tu espacio, instalarlo y regularlo correctamente, y seguir algunos consejos prácticos para optimizar tu cultivo.

Esperamos que este artículo te haya sido útil e interesante. Si quieres saber más sobre el cultivo indoor con LED o sobre otros temas relacionados con el cannabis, te invitamos a visitar nuestro blog 420growshop.com, donde encontrarás información actualizada y de calidad. También puedes contactarnos si tienes alguna duda o sugerencia. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Entra en 420growshop y aprovecha este  cupón del 10% en cualquier producto de nuestro Grow Shop Online

Cupón: BLOG10

× ¿Te ayudamos?