📣 Nuevas semillas Marihuana 2023

Filtros de entrada

Mostrando los 30 resultados

Los filtros de entrada para el cultivo en interior se tratan de un accesorio fundamental con el cual se logra distribuir el aire de manera homogénea. No olvidemos que cuando se trata de plantas cultivadas en interior es esencial proporcionar las condiciones óptimas para su desarrollo. En caso de no hacerlo, nuestras cosechas pueden ser menos abundantes de lo que pensamos, e incluso puede llegar a dañar la salud de nuestros cultivos.

¿Qué son los filtros de entrada?

Estos son un accesorio con el cual no solo se consigue distribuir el aire de forma homogénea, sino que actúa como barrera, evitando la entrada de partículas de polvo, insectos y olores no deseados. De hecho, son bastante efectivos cuando se trata de filtros de carbono. Además, su instalación no solo mejora la eficiencia del sistema de ventilación, sino que también contribuye al vigor y sabor de las plantas.

¿Por qué comprar filtros de entrada?

Hay varios motivos por los que, si cultivas en interior, deberías contar con un filtro de entrada, entre ellos:

Distribución homogénea del aire

Gracias a los filtros de entrada se logra una distribución uniforme del aire que ingresa desde el exterior, por medio de los intractores. De este modo se asegura que todas las áreas de la sala de cultivo reciban un flujo constante de aire fresco, proporcionando a las plantas las condiciones ideales para su desarrollo.

Protección contra partículas indeseadas

El aire exterior puede tener esporas, partículas de polvo e insectos, si estos llegan a ingresar al cultivo pueden llegar a provocar plagas y afectar negativamente el crecimiento de las plantas. Aquí los filtros de entrada funcionan como una barrera efectiva, bloqueando estas partículas indeseadas y permitiendo solo el paso de aire limpio.

Prevención de malos olores

Esto se aplica en el caso de los filtros de carbono, ya que estos no solo filtran las partículas físicas, sino que también absorben y neutralizan olores no deseados. Esto es especialmente beneficioso para los cultivadores que quieran mantener la discreción y evitar que los olores fuertes que puede producir un cultivo de cannabis se escapen al exterior.

Facilidad de instalación y mantenimiento

Estos filtros son muy fáciles de instalar y mantener. Dicho esto, es importante que sepas que se recomienda lavarlos cada dos o tres meses para preservar su efectividad. Se puede lavar en la lavadora o a mano con agua fría. Al momento de hacerlo se recomienda invertirlos para eliminar completamente los restos de polvo e insectos.

× ¿Te ayudamos?