📣 Promoción semillas Marihuana 2024

Mejores consejos para disfrutar de una experiencia con trufas mágicas

Actualizado el día 22 febrero, 2024 por Rubén Tomás Vidal

Las trufas mágicas pueden generar una gran sensación de paz, pensamientos reflexivos y autoconocimiento. Sin embargo, aunque en general sus efectos son disfrutables, en algunas ocasiones se puede dar un “mal viaje”.  Es importante tener en cuenta varios factores que pueden afectar la experiencia con estas sustancias psicodélicas. 

Si estás planeando probarlas por primera vez, debes saber que hay cosas que puedes hacer para garantizar un viaje placentero.

En este artículo, te presentamos los mejores consejos para disfrutar de las trufas mágicas.

1. Conoce los riesgos y beneficios de las trufas

Es fundamental que entiendas con claridad todas las implicaciones del uso de trufas mágicas. Lee información sobre los efectos de las trufas e incluso pregunta a quienes ya la han usado, o lee comentarios online. De este modo sabes qué esperar. 

Al mismo tiempo, investiga sobre los posibles efectos secundarios. Esto puede ayudarte a prepararte de antemano para tu primera experiencia psicodélica, y a su vez, ayuda a que pueda prever una respuesta en caso de que tengas un mal viaje.

2. Preparación Mental y Emocional

La preparación mental y emocional antes de consumir trufas mágicas es esencial para una experiencia más segura y satisfactoria. 

Esto implica reflexión, autoevaluación y estar en un estado de ánimo positivo antes del consumo. 

La capacidad de manejar el cambio de percepción y las experiencias intensas mientras se comprende que el consumo de trufas mágicas puede desencadenar emociones fuertes es un aspecto fundamental. 

La preparación mental y emocional puede ayudar a reducir la posibilidad de una experiencia desagradable, ya que un estado de ánimo positivo y una mentalidad abierta pueden influir significativamente en la dirección del viaje.

3. Dosificación Responsable y Acompañamiento

La dosificación responsable y el acompañamiento adecuado por parte de personas de confianza son vitales para mejorar la experiencia de consumir trufas mágicas. 

Por un lado, seguir las pautas de dosificación recomendadas y evitar el consumo excesivo puede ayudar a minimizar la posibilidad de un mal viaje. Aunque no hay una dosis estándar ideal, hay parámetros que te ayudan a identificar tu dosis adecuada.

En general, se recomienda iniciar con dosis bajas e ir explorando los efectos para determinar si es necesario subir la dosificación.

Por otra parte, el acompañamiento por parte de amigos o cuidadores responsables puede brindar apoyo emocional y asegurar la seguridad física durante la experiencia. Esto es crucial para evitar situaciones potencialmente peligrosas y para garantizar que cualquier impacto negativo pueda ser controlado de manera efectiva.

4. Entorno Seguro y Confortable

Un entorno tranquilo, familiar y libre de estrés puede reducir la probabilidad de experimentar ansiedad o malestar durante el viaje. 

La familiaridad y comodidad del entorno pueden ayudar a mantener la calma y a fomentar una experiencia más positiva. Esto es importante para evitar un mal viaje, ya que el entorno puede influir enormemente en el estado mental y emocional del consumidor durante la experiencia.

5. No mezcles sustancias

Las trufas mágicas en sí mismas te ayudan a disminuir el estrés y contribuye a que experimentes una sensación de paz interior. No arruines esa experiencia al tomar alcohol u otras sustancias.

Además, recuerda que para tener un buen viaje debes respetar la dosis adecuada, si mezclas otras sustancias, aumentas la dosificación, lo que puede aumentar las posibilidades de experimentar efectos indeseados como náuseas, Paranoia, dolores de cabeza, aumento de la frecuencia cardíaca, pérdida del apetito, entre otros.

6. Consume trufas de forma correcta

Hay una serie de recomendaciones de consumo adecuado de las trufas. Dentro de esas recomendaciones se encuentra el consumir con el estómago vacío. Si comes antes de tu viaje, probablemente presentarás malestar estomacal.

Por otra parte, si decides consumir trufas frescas, cerciórate de que estén en buenas condiciones y aumenta la dosis, ya que en este formato son menos potentes.

Además, recuerda cortar las trufas en pequeños tamaños y masticarlos bien. Por cierto, es fundamental esperar el tiempo del efecto, no te precipites a consumir más.

7. Mejora el sabor

Las trufas mágicas no tienen un sabor muy placentero, y la sola idea de masticarlos bien, no es nada agradable. Pero, hay una solución eficaz para eso. Puedes hacer algunas preparaciones culinarias con las trufas, ¡hay muchas recetas ricas para cocinar Trufas Mágicas!

Por ejemplo, puedes hacer un batido y añadir las trufas debidamente trituradas. También puedes comerlas en ensaladas, pizzas o incluso chocolate.

Debes tener cuidado con las temperaturas altas, por ejemplo, si las añades a la pizza, no lo hagas en el momento de hornear, porque afecta la potencia de las mismas. Más bien, añade las trufas al final, después de reposar la pizza un par de minutos. Si tienes dudas sobre esto, entonces prepara recetas en frío que no requieran cocinar.

8. No excedas la frecuencia de consumo de trufas

Sabemos que es posible consumir trufas alucinógenas con frecuencia, pero no se recomienda hacerlo diariamente. De hecho, no se puede consumir más de una vez a la semana.

La razón de ello es que, el cuerpo se vuelve tolerante a las trufas, por lo que al consumir con demasiada frecuencia, ya no se experimentan los mismos efectos, es decir, ya no será intenso, esto puede llevar a consumir una dosis mayor y poner en riesgo la seguridad.

Lo mejor es utilizar las trufas como un psicodélico ocasional y no como un mecanismo para desestresarse diariamente.

En resumidas cuentas, las trufas mágicas contienen sustancias psicoactivas que pueden generar potentes efectos visuales, pensamientos filosóficos, conexión con el universo y la naturaleza… Sin embargo, debe consumirse con precaución, ya que puede generar efectos indeseados denominados “un mal viaje”. Con estas sugerencias, puedes minimizar el riesgo de efectos secundarios.

× ¿Te ayudamos?