📣 Promoción semillas Marihuana 2024

THCA: ¿Qué es y cuáles son sus potenciales beneficios?

Actualizado el día 15 enero, 2024 por Rubén Tomás Vidal

El ácido tetrahidrocannabinólico (THCA) es uno de los cannabinoides de la planta Cannabis Sativa. A diferencia del THC, no es psicoactivo, por lo que no causa alucinaciones ni efectos psicotrópicos. 

En la actualidad, se están llevando a cabo investigaciones para explorar sus posibles aplicaciones terapéuticas. Hasta el momento se le han adjudicado potenciales beneficios como frente a la artritis, la enfermedad de Crohn, la esclerosis múltiple y la epilepsia.

Sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y neuroprotectoras, lo hacen útil en el campo de la medicina y la salud.

En este artículo, explicaremos qué es el THCA, cómo se diferencia del THC, beneficios y usos. ¡Empecemos!

¿Qué es el THCA?

Es uno de los cannabinoides presente en forma ácida y en gran cantidad en algunas de las variedades de la planta de marihuana. No es psicotrópico, por lo que no causa colocón.

El THCA está presente en los tallos, hojas y flores frescas del cannabis. Es el precursor del THC, es decir, el antecesor del mismo. 

Cuando la planta se seca y se calienta, el THCA se convierte en THC (tetrahidrocannabinol), el compuesto psicoactivo que coloca. 

¿Cuáles son las diferencias entre THC y THCA?

La principal diferencia entre el THCA y el THC se encuentra en su estructura molecular. El THCA es la forma ácida del tetrahidrocannabinol, y no posee la capacidad de interactuar directamente con los receptores endocannabinoides del organismo, lo que le confiere su naturaleza no psicoactiva. 

Por otra parte, el THC es el compuesto resultante de la descarboxilación del THCA; un proceso que normalmente ocurre mediante el calor, como el secado y el calentamiento durante la combustión o la vaporización.

Durante la descarboxilación, el THCA pierde un grupo carboxilo (-COOH) en forma de dióxido de carbono (CO₂), convirtiéndose en THC. 

Este proceso puede ocurrir naturalmente con el tiempo, especialmente en plantas secas, pero se acelera significativamente con la aplicación de calor. Por ejemplo, al fumar, vaporizar u hornear cannabis, se produce la descarboxilación del THCA, lo que convierte este compuesto en THC y le confiere sus propiedades psicoactivas.

Potenciales beneficios del THCA

En la actualidad se están llevando a cabo investigaciones científicas para verificar los beneficios del THCA. Algunos estudios preliminares y evidencia anecdótica sugieren varios posibles beneficios del THCA para la salud.

A continuación, mencionaremos los beneficios potenciales del THCA, según los primeros hallazgos de las investigaciones:

  • Propiedades antiinflamatorias. Se ha observado en estudios iniciales que el THCA puede tener efectos antiinflamatorios, lo que podría ser beneficioso en el tratamiento de condiciones inflamatorias como la artritis reumatoide o la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Potencial neuroprotector. Algunas investigaciones han sugerido que el THCA podría tener propiedades neuroprotectoras, lo que significa que podría ayudar a proteger el cerebro de daños o degeneración, lo cual tendría implicaciones positivas en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.
  • Estimulante del apetito. Según algunos expertos, este cannabinoide puede estimular el apetito, por lo que tiene potencial benéfico frente a pacientes con sida (VIH) o cáncer. En general, este tipo de padecimientos ocasiona el síndrome de caquexia (desgaste).
  • Analgésico. Los estudios preliminares señalan propiedades analgésicas. Esto tiene potencial beneficio en el tratamiento del dolor crónico o agudo.
  • Antiemético. Los pacientes de quimioterapia, experimentan náuseas y vómitos debido al impacto de este tratamiento en el sistema gastrointestinal y a la liberación de ciertas sustancias químicas en el cuerpo. Pues bien, según algunos hallazgos, se encontró que el THCA tiene potencial de reducir las náuseas y vómitos.

Cabe destacar que, la evidencia disponible son resultados preliminares de estudios en células y modelos animales, por lo que es necesario realizar más investigaciones para confirmar los beneficios del THCA en seres humanos. Aun así, es interesante conocer los prometedores beneficios de este cannabinoide.

Usos y aplicaciones del THCA

La forma correcta de consumir THCA es no exponerla a ninguna fuente de calor, de lo contrario cambia su estructura molecular y se convierte en THC.

Se puede consumir de varias formas, incluyendo cannabis crudo, jugo de cannabis, batidos y ensaladas. 

También hay productos de cannabis que contienen THCA, como tinturas, gotas, comestibles y parches transdérmicos. 

El THCA cristalino es otra opción popular que se puede consumir tragándolo o vaporizándolo. Sin embargo, si lo calientas, el THCA se convierte en THC, lo que significa que cualquier método de consumo que implique calor no es adecuado para aquellos si buscas consumir THCA en lugar de THC.

Consideraciones sobre su consumo

Antes de iniciar el uso, aplicación o consumo del THCA, es necesario tomar en cuenta una serie de consideraciones:

  • Formas de administración. Las propiedades del THCA se perciben en la planta de cannabis fresca y cruda. Por lo tanto, el modo de administración debe excluir cualquier forma de cocción.
  • Dosis recomendadas. No hay una dosis recomendada para uso terapéutico, debido a la falta de estudios científicos concluyentes. Recomendamos buscar la guía de un profesional de la salud con experiencia en el uso de cannabinoides.
  • Posibles efectos secundarios. Aunque este compuesto no causa colocón, es posible que se experimente efectos secundarios como fatiga, cambios en el apetito, o posiblemente interacciones con otros medicamentos. Además, tal como ocurre con cualquier sustancia, es posible que algunas personas sean alérgicas al THCA.

¿Es legal el THCA en España?

El estatus legal del uso o consumo de THCA es restrictivo. Por un lado, se admite el uso de derivados de la planta del cannabis como aceites de CBD. Por otra parte, se prohíbe el uso de cualquier sustancia psicotrópica.

Ahora bien, tal como hemos explicado, el THCA no es psicoactivo, sin embargo, la falta de regulaciones en los productos derivados del mismo, hace que su uso no sea admitido en el país.

En algunos países de la Unión Europea se pueden observar leyes más permisivas con relación al uso y consumo de marihuana y sus derivados, bien sea como uso recreativo o terapéutico.

En conclusión, el THCA es un cannabinoide que en su formato crudo tiene potencial benéfico en la salud. Sin embargo, debe usarse con precaución y con la guía de un profesional.

Aunque los análisis no son concluyentes, se puede encontrar cápsulas como suplementos para tratar algunas afecciones.

10% DE DESCUENTO

SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN Y RECIBE UN DESCUENTO EN TU PRÓXIMA COMPRA DEL 10%

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

× ¿Te ayudamos?